Archivos de la categoría HOGAR / DECO

Ideas para aperitivos y brunches I.

¡Hola a todos!

Espero que vuestra semana esté yendo a las mil maravillas.

Hoy os quiero mostrar algunas ideas sencillas para preparar entrantes y aperitivos en las recepciones que hagáis en casa. En mi primer post “Estilo en la mesa I” os hablaba de lo más básico pero a la vez importante, el pan y el agua. En esta ocasión vamos a hablar de aperitivos muy muy fáciles, que no requieren tiempo en la cocina, simplemente una buena presentación.

  • Quesos: el queso suele gustarle a (casi) todo el mundo y nos da mucho juego. Un básico que nunca os va a fallar es poner una tabla de jamón ibérico y un buen queso curado o semicurado. Pero vayamos un pasito más adelante e innovemos un poco. Que no se diga. A mí particularmente me encanta la mezcla dulce/salado. Mi propuesta es que montéis unas tablitas o bandejas (de madera, pizarra, etc) y pongáis lo siguiente: dos cuñas de queso, por ejemplo un camembert y un queso azul, al lado unas pasas, unas pipas saladas y peladas y un poquito de mermelada (tampoco te quedes en la mermelada de fresa y melocotón, arriesga un poco y compra una mermelada de piña o una de higos, salgamos de la línea de confort, please). Esta tablita tendrá que ir a su vez acompañada de otra en la que pongas unas tostas o panecillos en los que poder untar el queso, poner encima la mermelada y sobre ello unas pipas o pasas, por ejemplo). Así nos quedará una especie de pintxo, hecho por cada comensal a su gusto. Esta idea también la puedes variar cambiando los quesos por patés o por foie. Como veis, el tiempo de preparación en los fogones es cero, pero requiere ir al supermercado sin prisas y con ganas de comprar quesos diferentes, mermeladas de distintos sabores, panecillos con pasas, tostas, frutos secos, etc. No sé si habéis probado las frutas deshidratadas. Las venden tanto envasadas, en supermercados, como a granel, en el mercado o plaza de abastos. A mi las que más me gustan son la papaya y la piña, pero hay muchos otros sabores. Podéis partir unas cuñas finas de queso y poner unas frutas deshidratadas acompañando.

IMG_0685

Sigue leyendo Ideas para aperitivos y brunches I.

Esenciales de estilo en la mesa III.

Hola, amigos:

¿Cómo ha ido el fín de semana? Nosotros muy movidos, son las fiestas del pueblecito de mi marido, así que hemos estado en modo juerga 48 horas.

Espero que mis post sobre ideas y trucos para vestir la mesa con gracia os estén sirviendo de ayuda, y que la práctica de alguno de mis modestos consejos resulte exitosa entre vuestros amigos o familiares.

Hoy vamos a hablar de algunos aspectos básicos sobre la vajilla y  la cubertería:

  • Vajilla: mi consejo es que tengas dos juegos de vajilla. Uno es poco, tres quizás mucho, teniendo en cuenta que hoy en día en las casas no tenemos espacio de sobra para almacenar. Una vajilla menos delicada, que puedas utilizar a diario, meter sin problemas en el lavavajillas, etc y otra más fina, para sacar una noche que prepares una cena íntima para dos en casa, un día que recibas a tus suegros a comer o para servir esa merienda navideña que organizas para tus primos todos los años en casa. Yo la vajilla de diario no la compraría con ningún tipo de dibujo. La vas a usar mínimo dos veces al día, todos los días, así que cuanto menos recargada sea, menos te cansarás de ella. ¿Diseño geométrico o bucólico? ¿Platos circulares o cuadrados? Eso va en gustos. En cuanto al color, blanco sin duda es una apuesta segura y atemporal. Pero también considero una opción acertada el color crema y el gris claro. Puedes comprar cuatro platos en crema o en gris, por ejemplo, y combinarlos con cuatro en color aguamarina, o rosa palo, si es que no eres partidaria del color block. En cuanto a la vajilla de más categoría, lo más probable es que te la haya comprado tu madre para el ajuar de novia o que te la haya regalado tu abuela con la excusa de que ella ya no la utiliza. Si aún no tienes ninguna vajilla de calidad en casa, y estás pensando en comprar una, te vas a encontrar con una amplia gama de estilos y diseños. Desde mi punto de vista, lo mejor es elegir una vajilla con un dibujo discreto, esto es, que no te vaya a condicionar en exceso a la hora de encontrar mantel, servilletas, etc Si eliges unos platos que tengan en el centro un búho real grabado, te las vas a ver canutas para cambiar de estilo tu mesa… Siempre tendrá un aire campestre, de naturaleza o caza. En las siguientes fotos podéis ver la vajilla Arv de Ikea en color blanco (también disponible en rosa y en gris), que es perfecta para el día a día (el plato llano y el hondo son bastante grandes, por sacarles un defecto), y unos platos más finos, con bordes en oro y un pequeño dibujo floral, pertenecientes a una de las vajillas que me regalaron por mi boda.

IMG_0630

 

Sigue leyendo Esenciales de estilo en la mesa III.

Esenciales de estilo en la mesa II.

¡Hola de nuevo, chicos!

Espero que tengáis un día estupendo. Ya queda poquito para el fín de semana, y puede que a alguno de vosotros le toque recibir a la cuadrilla de amigos de su pareja. ¡¡Mucho ánimo!! Aquí os dejo con la segunda parte de mi post “Estilo en la mesa”. Hoy hablaremos sobre mantelería y vajilla:

Mantelería: Apuesta siempre por el algodón o el lino. Métetelo en la cabeza. Un no rotundo a los tejidos artificiales derivados del petróleo, los efectos tornasolados y los brillos, o el plástico (si quieres proteger tu mesa con un hule, fantástico, pero siempre debajo de un buen mantel).  Inconvenientes del algodón y el lino: se arrugan muchísimo. Lo mejor es no agobiarte, plancharlo de la mejor manera que puedas sin esperar dejarlo perfecto, de hecho, las arrugas pueden dar un toque natural, desenfadado, hippie o bohemio a tu mesa (el que no se consuela es porque no quiere).  Si no te apetece gastar mucho dinero, cómprate un único mantel, pero que sea de hilo natural. El truco para que con un único mantel puedas recibir varias veces a los mismos invitados está en comprarlo de un color neutro, esto es: blanco, gris o crema. Si compras un mantel de color llamativo (naranja, amarillo, verde pistacho…) es muy probable que algunos de tus amigos lo recuerden el día que vuelvan a cenar a tu casa. Esto no quiere decir que siempre tengas que vestir la mesa con los mismos colores, si te apetece variar o dar un toque de color, juega con las servilletas, los caminos de mesa, etc. Una opción económica es ir a una tienda de tejidos y comprar una tela que te guste. Luego tendrás que coserle los dobladillos para que quede más aseado y no se deshilache. La mayor limitación la encontramos a la hora de vestir una mesa rectangular muy ancha o una cuadrada de grandes dimensiones, ya que los géneros más anchos (doble de ancho) no superan los 1.60cm. Así que si eres de los que te gusta que el mantel quede colgando muy bajo, puede que tengas algún problema (al igual que si compras un mantel ya confeccionado de una firma). Otra opción son los tejidos especiales de tapicería o cortinas, que pueden llegar a ser el doble de anchos, pero (por lo general) resultan un poco bastos para una mesa.

IMG_0606

Sigue leyendo Esenciales de estilo en la mesa II.

Esenciales de estilo en la mesa I.

¡Hola, amigos!

¿Cómo han ido las vacaciones? Yo no puedo quejarme: sol, Murcia, playa, familia, lectura, un poco de running, relax, siestas interminables, Tenerife, boda de amigos , reencuentros, fiesta, anécdotas, nuevos planes… Ha sido un mes inolvidable. Seguro que vosotros también lo habéis pasado genial.

Hoy inauguro nueva sección en el blog: HOGAR/ DECO. ¡¡Estoy muy ilusionada!! Espero que os gusten los post que estoy preparando. Mi idea es poder ayudaros tanto en temas de decoración, como a la hora de preparar con gracia un aperitivo o cena para los amigos. Ya sabéis que me casé hace seis meses, por lo que he tenido que espabilarme desde entonces para ser una buena anfitriona y preparar brunch, comidas y cenas cuando vienen amigos a visitarnos a casa (cosa que me encanta). No os voy a mentir, hasta ahora nunca había cocinado, de estudiante sobrevivía con cocina elemental o primitiva en la escala de evolución del arte del paladar, y en casa de mis padres la encargada de dirigir los fogones es mi madre (ayudada siempre por un pinche de afamada reputación , mi padre).

Aquí os dejo unos pequeños trucos que harán vuestra recepción un poquito más especial, ya que a base de pequeños detalles, conseguiremos que el menú sorprenda gratamente a nuestros invitados. Empezaremos por lo más básico:

  • Agua: NO a las botellas de plástico de litro y medio en un brunch, aperitivo o cualquier evento que organices en casa. Utiliza para presentar el agua una jarra de cristal, cerámica o plástico (mejor si es transparente, hoy día las hay con diseños muy bonitos y tienen la ventaja de no pesar nada). Pon cubitos de hielo en el fondo, corta unas rodajas de limón y de naranja (corta los pedículos y quítales las pepitas) y échalas también en la jarra. Esto le dará un toque y un sabor distinto, más aromático. Finalmente, vierte agua del grifo (si vives en el norte o en una zona donde tengas la suerte de poder beber agua con buen sabor procedente de la red de abastecimiento) o embotellada (si no tienes esa suerte). Variante: en vez de cítricos, también puedes utilizar unas rodajas de pepino con piel, unas fresas de tamaño pequeño lavadas y enteras…

Sigue leyendo Esenciales de estilo en la mesa I.